Una actitud positiva es sencillamente indispensable para vivir con alegría.

No tienes tiempo para leer por qué una comunicación efectiva es el camino más corto hacia el éxito, no te preocupes ¡Escúchalo! Lo he grabado para ti. Para que mientras estás haciendo otra cosa descubras donde radica el secreto de una actitud positiva.

Cambia tus pensamientos  y cambias tu mundo -Norman Vincent Peale

La vida no se trata de lo que te pasa sino de cómo lo interpretas y de cómo lo asumes. Por supuesto, una actitud positiva no es una pócima mágica que va a resolver todos tus problemas de la noche a la mañana. Lo que si te puedo garantizar, y no lo digo solo yo, sino lo expertos en el tema, que la actitud impacta todo.

No se trata de lo que haces, sino de cómo lo haces.

Ese "extra" que le agregues a tu rutina diaria puede hacer cambios profundos en tu vida.

Imagina que cumples todos tus deberes en el trabajo. Pero por la enorme carga de responsabilidades muchas veces estás de mal humor o con cara de pocos amigos. Tus colegas valoran tu esfuerzo y reconocen tus méritos profesionales. Por otro lado, siendo sinceros, ellos prefieren no tenerte muy cerca.

Volvemos a la cita anterior no se trata de lo que haces (tus deberes a tiempo y bien realizados) sino cómo lo haces (de mal humor o irradiando negatividad).

Aunque no necesariamente podríamos estar hablando de mal humor o pesadez. Vuelve a cerrar tus ojos y esta vez imaginemos que cumples con tu trabajo de manera puntal y cabal. Que lo haces de buena gana.

En este caso en particular, estamos frente a una actitud que no es negativa, pero tampoco es positiva, es más bien neutral.

¿Cómo logro tener una actitud positiva?

Una actitud positiva es ir disfrutando de lo que te toque hacer o de lo que te toque vivir. Ósea está basada en tu realidad actual. Tu respuesta ante los hechos (la actitud) está condicionada por tus pensamientos. Si intentas buscar dentro tu realidad cuales aspectos son beneficiosos y tratas de destacarlos estarás creando pensamientos positivos y estos a su vez te generaran una actitud positiva.

Sobre mi mesa hay un vaso que justo hasta la mitad tiene agua.

Puedes ver el vaso medio lleno o puedes ver el mismo vaso medio vacío. La realidad es el vaso con líquido hasta la mitad. La interpretación será el vaso medio lleno o medio vació. Esta es la actitud y esta será la que elijas tú.

Yo hice una reflexión de este tema y saqué tres conclusiones.

Conclusión N.º 1: Marca la diferencia en todo lo que hagas.

La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia. -Winston Churchill.

Realiza tus actividades diarias incluyendo en cada una de ellas los siguientes ingredientes: una pizca de amor, otro tanto de pasión, una buena cantidad de dedicación, un costal de entusiasmo y que no se te olvide sonreírle al otro, mientras le trasmites tu alegría. Mezcla todo esto muy bien y luego mételo en el horno de la vida.

El resultado no te dejara esperando. Si observas bien esa energía extra, retornara a ti y con creces. Porque tan solo el buen comportamiento no es suficiente. Hay que inyectarle a nuestras acciones mucha energía, alma, espíritu y entusiasmo. Eso te hará distinto y notable ante los demás.

Conclusión N.º 2: Lo que hoy siembras mañana lo cosecharas.

Una actitud positiva causa una reacción en cadena de pensamientos, eventos y resultados. Es un catalizador y desata extraordinarios resultados. -Wade Boggs.

La manera de cómo hoy haces las cosas impactara ampliamente en la respuesta que los demás te darán y por supuesto en el alcance de tus metas.

Si te desenvuelves con carisma, dedicación y entusiasmo. El otro quedara prendado de tu energía. Estará encantado contigo. Y si a eso le sumas las enormes cualidades y talentos que ya posees, estarás cosechando éxito sin duda alguna.

Conclusión N.º 3: La actitud positiva es contagiosa

Las actitudes son contagiosas. ¿Merece la pena contagiarse de la tuya? -Dennis y Wendy Mannering.

Piensa bien lo que le quieres trasmitir a los demás, toma responsabilidad sobre lo que dices. Pero sobre todo de cómo lo dices.

Si llegas al dentista y te recibe la asistente con una enorme sonrisa y atención. Cálidamente te ofrece un café mientras te invita a sentarte en la sala de espera. Estoy seguro de que la tensión de sentarte más tarde en el sillón del odontólogo será mucho menor. Porque ella te habrá contagiado de su energía positiva.

En cambio, sería muy diferente si llegas al mismo consultorio, la asistente te dice buenos días apenas mirándote a los ojos y rápidamente te dice que tomes asiento porque el doctor aún está ocupado con otro paciente.

En este último caso ella está cumpliendo con su deber, está haciendo su trabajo bien. Pero solo eso. Tú te sentarás con la misma tensión que llegaste en el sillón de tu dentista.

Por supuesto en el primer caso, tú recordaras a esa asistente atenta y servicial. Evidentemente, si el día de mañana ella te pidiera algún favor, estoy segura que si está dentro de tus posibilidades se lo harías con gusto.

En cambio, eso no sucedería con la asistente del segundo ejemplo. Después de que salgas del consultorio dental apenas y la recordaras.

Puede que una actitud positiva no resuelva todos tus problemas, pero molestará a suficientes personas para que el esfuerzo merezca la pena. -Herm Albright.

La ley de Newton no se equivoca al decir que toda acción tiene su reacción.

En conclusión, si tan solo cambiaras tus pensamientos a pensamientos positivos. Generaras una respuesta positiva en tu comportamiento. Llevaras tu propia luz a donde quiera que vayas.

Dicha luz iluminara a los otros, quienes a su vez se sentirán bien estando cerca de la calidez de tu presencia.

Como resultado tu camino al éxito será más corto.

¡DESCARGA ESTA GUÍA 100% GRATIS!

5 HERRAMIENTAS CIENTÍFICAMENTE PROBADAS PARA DOMINAR TU ESTRÉS

  • Mejora tu estado de ánimo.
  • Vuelve a dormir plácidamente.
  • Despierta lleno de energías positivas.
  • Para cada herramienta un APP gratuita.

X

¡Tu opinión es muy importante! Cuentáme que piensas al respecto